• Noticias

Ryan Giggs, leyenda del Manchester United, arrestado bajo sospecha por agresión

La policía acudió a la casa del entrenador del Manchester United y Gales, Ryan Giggs, durante el fin de semana, en relación con un presunto incidente.

Giggs fue detenido por la policía la noche del domingo según informes por agredir a su novia, Kate Grenville, en la casa de su madre en Worsley, Manchester, de acuerdo con The Sun.

«Una mujer de unos 30 años tenía algunas lesiones superficiales, pero no requirió ningún tratamiento hospitalario y un hombre de 46 años fue arrestado bajo sospecha de agresión de la sección 47 y agresión común de la sección 39,» se lee en un comunicado de la policía de Greater Manchester.

«El hombre arrestado fue puesto en libertad bajo fianza a la espera de investigaciones».

Los informes indican que Giggs fue detenido poco después de las 10 pm en medio de sospechas de ‘un disturbio’ el domingo. Sin embargo, ha sido puesto en libertad bajo fianza y ahora ha negado públicamente las acusaciones formuladas en su contra.

«El señor Giggs niega todas las acusaciones de agresión hechas en su contra,» según se lee en un comunicado de sus representantes. «Está cooperando con la policía y continuará ayudándoles con sus investigaciones en curso.»

Desde entonces, la Federación de Fútbol de Gales canceló una conferencia de prensa a la que Giggs debía asistir el martes. En una breve declaración, la FAW reconoció las acusaciones pero se negó a hacer más comentarios.

No se sabe si el seleccionador de Gales estará disponible para el próximo amistoso contra Estados Unidos el 12 de noviembre. Dos partidos más de la Liga de Naciones contra Irlanda y Finlandia también se celebrarán este mes.

Mientras tanto, Giggs ha estado viviendo en la propiedad que trajo para su madre en Manchester y estuvo en su Hotel Football el domingo temprano para ver el partido del United contra el Arsenal antes de visitar el Stock Exchange Hotel en el centro de la ciudad.

El hombre de 46 años luego regresó con su pareja de tres años, Kate Grenville, en Worsley antes de su arresto esa misma noche.