• Nuestra Opinión

Opinión: Al-Khelaifi no puede mantener a Kylian Mbappé en el PSG

Advertisement

Después de las incendiarias declaraciones del pasado domingo sobre Kylian Mbappé, estamos aquí para decirte que Al-Khelaifi no puede hacer la misma maniobra en el PSG.

Ayer, Nasser Al-Khelaifi afirmó que Kylian Mbappé no iba a salir gratis del PSG. Así de concreto fue sobre uno de los temas más candentes del verano durante una entrevista con L’Equipe. ISi realmente creyera que su mayor activo no se va, habría elegido mejor sus palabras. Pero tal y como están las cosas ahora mismo, Mbappe está indeciso sobre su futuro en la capital francesa. No hay duda de que quiere jugar en el Real Madrid la próxima temporada y quiere un nuevo reto.

Jugar en la Ligue 1 durante estos años ha demostrado que Mbappé es mucho más grande que todo el torneo. Es el momento de que dé el siguiente paso en su carrera profesional a pesar de las intenciones de Al-Khelaifi. El hombre se enfada cada vez que le preguntan por Mbappe porque sabe que no puede hacer nada para evitar que se vaya. Mientras Kylian mantenga sus intenciones de no firmar un nuevo contrato, prácticamente puede irse a donde quiera. Pero el problema aquí es la misma política que Nasser ha utilizado desde que tomó el control del PSG como presidente del club.

Mbappé no es Silva ni Rabiot.

Donde Nasser Al-Khelaifi no entiende la situación es en el hecho de que Kylian Mbapée no es Thiago Silva ni Adrien Rabiot. Para aquellos que no lo recuerden, hubo momentos en los que estos dos jugadores intentaron abandonar el club. ¿Qué hizo Nasser? Bloqueó su tiempo de juego durante meses y los hizo irrelevantes durante un corto período de tiempo. Sólo Rabiot logró dejar el PSG al terminar su contrato, pero Silva sí firmó un nuevo acuerdo en medio de toda la presión.

Al-Khelaifi está intentando la misma táctica ahora con el joven delantero pero no funcionará. Mbappe está decidido a jugar en uno de los clubes más prestigiosos del mundo y nada le impedirá alcanzar este objetivo. De hecho, sigue convencido de que no hay nada que pueda hacer Nasser para impedirlo. Aunque el verano sea largo para el jugador, su voluntad debería prevalecer al final. Al-Khelaifi tiene que entender que esta nueva forma de esclavitud es un error a todos los niveles. No puede decir quién puede salir de su club o quién se queda.

ADVERTISEMENT