• Análisis

Cómo los hinchas ingleses salvaron el espíritu competitivo del fútbol

Annonce

Hay que hablar del día en que los hinchas ingleses salvaron el espíritu competitivo del fútbol de la codicia de los clubes gigantes.

Hay que hablar del día en que los hinchas ingleses salvaron el deporte que ellos mismos inventaron de la avaricia de los súper ricos. El 20 de abril de 2021 será un día que nunca se olvidará en la historia del fútbol europeo gracias a estos héroes. Gary Neville fue quien inició la carga el domingo por la noche tras el anuncio de la Superliga Europea. La antigua estrella del Manchester United es él mismo un modesto propietario de un club en el Salford City F.C. Era evidente que tenía mucho que perder si se creaba este nuevo torneo.

Razón de más para reunir a las tropas de seguidores del fútbol inglés para tomar las calles de Gran Bretaña y exigir justicia. El lunes fue un poco extraño porque las noticias estaban presentes, pero no había claridad sobre lo que estos 12 clubes intentaban conseguir. Pero tras la aparición de Florentino Pérez en la televisión española, todo quedó claro. Los clubes modestos estaban a punto de morir y el fútbol tal y como lo conocemos iba a cambiar definitivamente. Los aficionados no estaban dispuestos a permitirlo. El martes estaba destinado a convertirse en un día histórico en Inglaterra y en el resto del mundo.

Solo los hinchas ingleses dieron un paso al frente.

Ni los seguidores españoles ni los italianos fueron tan vociferantes como el contingente inglés. Aparte de algunas pancartas fuera de los estadios, no parecían preocuparse realmente por los clubes modestos de sus países. Pero Inglaterra es muy diferente debido al sentido de comunidad que comparten todos los seguidores de los clubes. Las constantes bromas de un partido de competición, independientemente de la potencia del equipo, son el condimento que añade al deporte rey.

Desde las primeras horas del día, las ciudades de Liverpool, Londres y Manchester estaban repletas de hinchas furiosos. Todos ellos exigían que esta idea de una Superliga se embotellara antes de nacer. A medida que la presión aumentaba, la magia comenzó a producirse en el fútbol inglés. Ellos son los héroes olvidados de este día histórico en el deporte y nadie debería olvidarlos nunca. El 20 de abril de 2021 fue el día en que Inglaterra salvó al fútbol de los codiciosos propietarios de clubes.